^¡Subir!

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5


 

 

Synco: El revolucionario proyecto tecnológico de Allende que destrozó la Dictadura Cívico-Militar

 
 
 
 

Cuando se habla de la Dictadura Cívico-Militar liderada por Augusto Pinochet, no se habla sólo de las miles de personas asesinadas, torturadas y desaparecidas por pensar distinto, o del asesinato de Pablo neruda de gran relevancia mundial sino ademas se debe hablar también de la destrucción de un modelo económico y social diferente al que tenemos ahora que nos lo impusieron con sangre. En este contexto, “Synco”, el revolucionario proyecto tecnológico de Salvador Allende, constituye uno de los mejores ejemplos de la visión de sociedad que tenía su Gobierno. Al respecto, un artículo de El Ciudadano detalla.

 

Podría estar en el museo de la historia de Internet, pero sólo queda una foto y algunos planos. Es el proyecto Synco, desarrollado por el gobierno de la Unidad Popular, primer prototipo de la historia universal de un cuadro de mando integral con participación de los trabajadores. Eden Medina, investigadora de la Universidad de Indiana, en su libro ‘Cybernetic Revolutionaries: Technology and Politics in Allende’s Chile’, vuelve sobre Synco para ver cómo la política influye en el cambio tecnológico.

 

Sólo queda una foto. Se trataba del proyecto más ambicioso que ha tenido Chile en tecnología: Synco (Sistema de Información y Control), tecnología que fue un intento temprano para usar los computadores no sólo para el procesamiento de los datos, sino que además para facilitar la comunicación rápida en un contexto nacional. Destruido por la bota militar hoy sólo queda una foto, algunos archivos y el recuerdo en algunos de sus protagonistas. Desarrollado en 1971 por el gobierno de la Unidad Popular, Synco tenía como objetivo coordinar toda la información de las empresas del Estado en tiempo real para una adecuada toma de decisiones. El proyecto incluía a los trabajadores en la toma de decisiones. Se buscaba así entregar la tecnología al pueblo.

 

Internet antes de Internet

 

Para implementar Synco se contó con el investigador británico, Stafford Beer, quien quería aplicar sus revolucionarias ideas en cibernética organizacional. La foto que queda es de una sala de operaciones vacía. Un salón futurista con 7 sillas giratorias con paneles de botones que controlaban varias pantallas en las que se podía proyectar la información. Al lado de los monitores había paneles con información del estado de operaciones y la conexión se realizaba a través de télex instalados en las industrias.

 

El software (Cyberstride) usó técnicas estadísticas para analizar el comportamiento de las empresas en el pasado y predecir su comportamiento en el futuro. Sibien Synco no estaba afinado en su totalidad, la red de télex, llamada Cybernet, demostró su utilidad en el paro de octubre de 1972, cuando los camioneros pagados por la CIA bloquearon las ciudades y el gobierno de Salvador Allende coordinó a través de los télex el transporte de alimentos a las ciudades.

 

Synco ha despertado la imaginación en Chile. Hace un par de años el escritor Jorge Baradit, publicó SYNCO, una ucronía (narración histórica alternativa) en el que el proyecto sobrevive junto al gobierno socialista; y los músicos Mika Martini y Rafael Cheuquelaf, editaron el disco ‘Synco Soundtrack: Hasta la Victoria Siempre’. Eden Medina, investigadora de la Universidad de Indiana vuelve sobre Synco para hacer una lectura desde el cruce entre tecnologías y política. Seducida por el aspecto futurista de Synco, la investigadora se interesó por el intento de hacer cambios estructurales en la sociedad que el proyecto implicaba.

 

“El proyecto tuvo cuatro componentes: había una red de télex, software especializados, un simulador económico y la sala de operaciones, que es más conocida como Synco. Lo que fue usado en el paro de octubre no fue el sistema entero, sólo la red de télex, que estaba lista. Fue un componente del proyecto que alcanzó a ser usado como forma de coordinación. La idea era que si el gobierno podía tener información en tiempo real. No lo logró completamente, pero se acercó. Con esto podía tener la capacidad de reaccionar de una forma mucho más dinámica. Es algo muy importante en una situación de crisis”

 

“El paro de octubre de 1972 proporcionó un momento para probar estas ideas y desarrollarlas. Tuvo un efecto grande en el proyecto. Antes era una iniciativa muy marginal dentro de Corfo, poca gente sabía del proyecto, pero después del paro Fernando Flores asumió como Ministro de Economía. El cree que recibió este puesto en parte por su desempeño en Synco para el paro de octubre, ya que después de eso Corfo desarrolló un directorio de informática y comenzó a contratar más gente para ampliar esa área”

 

“Stafford Beer vio Chile cómo una oportunidad para desarrollar sus ideas, pero también él tenia simpatía con los objetivos del gobierno de Salvador Allende, aunque él no era marxista. Comenzó a pensar que las ideas cibernéticas no podían ser usadas solo para el área de producción, sino que también para la distribución de productos y para mejorar la comunicación entre el gobierno y el pueblo. Beer también desarrolló más sus ideas sobre cibernética”

 

“La silla es un buen ejemplo de cómo los valores afectan el diseño de una tecnología. Si imaginamos quien va a usar ese espacio, cómo esa imaginación respecto del usuario afecta el diseño de una silla. Por ejemplo, cada silla tenía una serie geométrica de los botones en el apoyabrazos que podría ser utilizado para cambiar la información mostrada en las pantallas de la sala. Este diseño dio a todos los ocupantes la igualdad de acceso a los datos y permitió una forma más democrática de participación. Beer también propuso que una interfaz de botones de gran tamaño hacía que la sala sea más accesible a los trabajadores y le impidió ser un espacio exclusivo para la élite. Sin embargo, Beer hizo los botones especialmente grandes para que los participantes los pudiesen golpear cuando quisieran hacer valer un punto. La sala estaba diseñada para facilitar una forma de comunicación que estaba más cerca de la agresión masculina que a la expresión de género-neutro o femenino”

 

“En términos físicos no queda mucho de Synco. La sala fue destruida por los militares y pocos documentos sobrevivieron. La sala de operaciones y el código computacional no están, pero la gente que se involucró en el proyecto hoy son personas con trayectorias exitosas. Stafford Beer intentó replicar el proyecto en Uruguay, un proyecto llamado Urucib, pero que no fue exitoso. También lo intentó en México y Venezuela. Pero esas ideas siguen con vida, inspirando a la gente. Por ejemplo, hace poco recibí un correo sobre un intento para aplicar las ideas del proyecto Synco en una red de radios en Nicaragua para ayudar a los granjeros”

 

“Históricamente la experiencia del proyecto Synco dice mucho sobre el esfuerzo de ocupar la tecnología para cambiar la sociedad, un intento de incrustar valores políticos en el diseño de un sistema y qué pasa con gente de verdad cuando trata de hacer eso. También nos dice mucho del rol de la geopolítica en el cambio tecnológico. No es que las mejoras tecnologías sobreviven, sino que algunas opciones tecnológicas no pueden sobrevivir a un contexto político. No se puede decir que Synco fue exitoso en su objetivo de manejar la economía en un tiempo real, pero hay que considerar que fue corto el tiempo (por circunstancias ajenas) que este proyecto tuvo para desarrollarse”

 


Fuente : El ciudadano.cl
Florilegio : www.allendevive.cl

 


 

Synco: Allende's revolutionary technological project that destroyed the Civic-Military Dictatorship

 
 
 
When we talk about the Civic-Military Dictatorship led by Augusto Pinochet, not only the thousands of people killed, tortured and disappeared for thinking differently,Or of the murder of Pablo Neruda of great world-wide importance but also must speak also  talk about the destruction of a different economic and social model than we now have. They imposed on us with blood. In this context, "Synco", the revolutionary technological project of Salvador Allende, is one of the best examples of the vision of society that had his Government. In this regard, an article from El Ciudadano details:
 
It could be in the museum of Internet history, but there is only one photo and some plans. It is the Synco project, developed by the Popular Unity government, the first prototype of the universal history of a balanced scorecard with worker participation. Eden Medina, a researcher at Indiana University in her book 'Cybernetic Revolutionaries: Technology and Politics in Allende's Chile', turns to Synco to see how politics influences technological change.
 
Only one photo left. It was Chile's most ambitious project in technology: Synco (Information and Control System), a technology that was an early attempt to use computers not only for data processing, but also to facilitate rapid communication in A national context. Destroyed by the military boot today there is only one photo, some archives and the memory in some of its protagonists. Developed in 1971 by the Popular Unity government, Synco aimed to coordinate all information from state companies in real time for proper decision-making. The project included workers in decision-making. It was thus sought to deliver technology to the people.
 
 

Internet before Internet

 
 
To implement Synco was the British researcher, Stafford Beer, who wanted to apply his revolutionary ideas in organizational cybernetics. The photo that remains is an empty operating room. A futuristic room with 7 swivel chairs with button panels that controlled several screens where information could be projected. Next to the monitors were panels with information on the state of operations and the connection was made via telex installed in the industries.
 
The software (Cyberstride) used statistical techniques to analyze the behavior of companies in the past and predict their behavior in the future. Sibien Synco was not fully tuned, the telex network, called Cybernet, proved its usefulness in the October 1972 strike, when CIA-paid truckers blocked the cities and Salvador Allende's government coordinated through telexes The transport of food to the cities.
 
 Synco has awakened the imagination in Chile. A couple of years ago the writer Jorge Baradit, published SYNCO, an ucronía (alternative historical narration) in which the project survives next to the socialist government; And musicians Mika Martini and Rafael Cheuquelaf, released the album 'Synco Soundtrack: Hasta la Victoria Siempre'. Eden Medina, a researcher at Indiana University, comes back on Synco to read from the intersection of technology and politics. Seduced by the futuristic aspect of Synco, the researcher became interested in the attempt to make structural changes in the society that the project implied.
 
"The project had four components: it had a telex network, specialized software, an economic simulator and the operating room, which is better known as Synco. What was used in the October strike was not the entire system, only the telex network, which was ready. It was a component of the project that came to be used as a form of coordination. The idea was that if the government could have information in real time. He did not quite get it, but he approached. With this he could have the ability to react in a much more dynamic way. It is something very important in a situation of crisis "
 
"The October 1972 strike provided a moment to test these ideas and develop them. It had a big effect on the project. Before it was a very marginal initiative within Corfo, few people knew about the project, but after the strike Fernando Flores assumed as Minister of Economy. He believes he received this position in part because of his performance at Synco for the October strike, since after that Corfo developed a computer directory and began hiring more people to expand that area "
 
"Stafford Beer saw Chile as an opportunity to develop his ideas, but he also had sympathy with the goals of Salvador Allende's government, although he was not a Marxist. He began to think that cybernetic ideas could not be used only for the production area, but also for the distribution of products and to improve communication between government and people. Beer also developed his ideas about cybernetics more "
 
"The chair is a good example of how values ​​affect the design of a technology. If we imagine who is going to use that space, how that imagination regarding the user affects the design of a chair. For example, each chair had a geometric series of buttons on the armrest that could be used to change the information shown on the screens of the room. This design gave all occupants equal access to data and allowed for a more democratic form of participation. Beer also proposed that a large button interface made the room more accessible to workers and prevented it from being an exclusive space for the elite. However, Beer made the buttons especially large so that the participants could hit them when they wanted to make a point. The room was designed to facilitate a form of communication that was closer to male aggression than to gender-neutral or feminine expression "
 
"In physical terms there is not much left of Synco. The room was destroyed by the military and few documents survived. The operating room and the computer code are not there, but the people who got involved in the project today are people with successful trajectories. Stafford Beer tried to replicate the project in Uruguay, a project called Urucib, but that was not successful. He also tried it in Mexico and Venezuela. But those ideas are still alive, inspiring people. For example, recently I received an email about an attempt to apply the ideas of the Synco project to a radio network in Nicaragua to help farmers "
 
"Historically the experience of the Synco project says a lot about the effort to occupy technology to change society, an attempt to embed political values ​​in the design of a system and what happens to real people when it tries to do that. It also tells us a lot about the role of geopolitics in technological change. It is not that the improved technologies survive, but that some technological options can not survive a political context. It can not be said that Synco was successful in its objective of managing the economy in real time, but it has to be considered that the time (for other people's circumstances) that this project had to develop was short "
 
 

Source: El ciudadano.cl
Florilegio: www.allendevive.cl