^¡Subir!

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5


Material Digital

Últimos discursos de Salvador Allende, 11 de Septiembre

Descargar. (Click derecho en el enlace y apretar "Guardar como")

 

Estos mataron a Allende, de Robinson Rojas

 

Ver Acá.

 

La Grabacion del Golpe.

Documento histórico
Maria Olivia Monckeberg - Fernando Paulsen

Leer/Descargar PDF

 

Justicia Chilena ordena investigar la muerte del Presidente Constitucional Salvador Allende Gossens.

Descargar. (Click derecho en el enlace y apretar "Guardar como")

 

El derrocamiento de Allende, los documentos secretos de ITT

 

Ver Acá.

 

PortaMagnicidio.png

Magnicidio( Del lat. magnus , grande, y -cidio, muerte)
Muerte violenta dada a persona muy importante por su cargo o poder.

 

 

¿Con qué moral y derecho se han llevado a cabo cuatro autopsias y cuatro funerales del Presidente de Chile, DR. Salvador Allende Gossens?

La militancia cívica, que suele también deparar hondas satisfacciones tiene también sus exigencias: no se puede actuar a medias –“los términos medios corresponden a la antesala de la traición”-, es preciso darse por entero, consagrarse sin reservas, algo así como una reviviscencia de la alternativa hamletiana: ser o no ser…

La hegemonía capitalista globalizada que tanto dolor, lágrimas y muerte le ha costado a la Humanidad, no ha sido capaz de salir de su “crisis económica congénita”. Ha producido gente enferma, enajenada, sumisa, sin presente ni futuro, con esterilidad de la mente y del corazón, con apatía moral y la inercia intelectual, con un único fin: producir y consumir más y más. Como yo creo en la esperanza y en el Ser Humano, soy un convencido que la única persona que no sólo puede decir “no” a la vida, sino también sí, a ésta última, para construir la patria humana de todos. Un ejemplar luchador por la vida, fue el Presidente Allende, un Ser Humano leal, honesto y consecuente, que no traicionó ni asesinó a nadie. No robó, ni hurtó y amó a su Pueblo por sobre todas las cosas. Por más de tres décadas, sólo hemos exigido –los derechos se exigen, no se mendigan-, que la autoridad competente, el Poder Judicial, a través de una sentencia, aclare las causas de la muerte del Presidente Constitucional de Chile, el Dr. Salvador Allende Gossens.

¿Por qué tanto maltrato a la persona de un Presidente de la República, elegido soberanamente por el Pueblo, el Dr. Salvador Allende Gossens?

¿Por qué familiares, amigos y compañeros del Presidente Allende, por más de tres décadas, se han dedicado a divulgar, publicitar, la información del Eccehomo, del Presidente Allende, como
la impusieron en la Dictadura fascista militar de marras y el oráculo mercurial a la opinión pública nacional e internacional: “suicidado”.Es la exigencia que impuso el imperialismo yanqui  a la oligarquía empresarial, para que esta mengua siga administrando sus intereses. La hipocresía es el artificio de amordazar la Dignidad. Mientras el hipócrita, el traidor, merodea en la penumbra, el inválido moral se refugia en la tiniebla de su miseria humana.

¿Por qué los contrarrevolucionarios en el Gobierno Popular, hoy stanilistas renovados, socialdemócratas, administradores de la herencia fascista de la dictadura de marras, se ensañan tan encarnizadamente con un Ser Humano que jamás les traicionó? No le perdonan, que el compañero Presidente Allende, no les haya dejado como sus herederos: “otros hombres superarán este momento gris y amargo en que la traición pretende imponerse”. Con serena firmeza y viril energía, denunció a paniaguados, cipayos y contrarrevolucionarios, cómplices en el derrocamiento del Presidente de la República, y de su asesinato.

La Dignidad se pierde por servidumbres lucrativas. No es digno de juntar migajas en los festines de la oligarquía empresarial fascista. Los testaferros de ésta, terminan uniformados, enmudecidos y paralizados.

A los felices y autocomplacientes epígonos administradores, de la arcadia capitalista chilena, les digo, si tienen la capacidad de entender, que la independencia moral, es el sostén de la Dignidad .
El mayor de los bienes del Ser Humano, consiste en no depender de ningún amo y en seguir el destino creado con su imaginación y elaborado con sus propias manos. Ser esclavo es fácil, ser una persona libre es muy difícil…

A las cartas, correos electrónicos llegados, con motivo de este nuevo 11 de septiembre, en Chile, de asociados de masones allendistas de Argentina, Uruguay, Colombia, México, Ecuador, etc. les reiteramos que, consecuentemente, para pronunciarnos sobre las causas de la muerte del Presidente Allende estamos esperando la resolución del Magistrado Mario Carroza Espinoza, como autoridad competente del Poder Judicial, en esta investigación.

El informe del Servicio Médico Legal, entregado al Ministro Carroza Espinoza, por su director, el Dr. Patricio Bustos, quien en conferencia de prensa afirmó que “se verificó la identidad del
Presidente y que la forma de muerte corresponde a suicidio”. Es decir, el Servicio Médico Legal, confirma la primera autopsia realizada en el Hospital Militar, ordenada por la dictadura fascista de marras: “los hallazgos del estudio, llevado a cabo en esta ocasión por el equipo multidisciplinario, no demuestran inconsistencias con los datos aportados por la autopsia Nº 2449 de septiembre de 1973, realizada en el cadáver fresco (?)”. No sé a título de qué, el Dr. Bustos, da por terminada una investigación judicial que le corresponde hacer al Ministro Carroza Espinoza a través de una sentencia judicial firme y ejecutoriada.

Como si lo anterior fuera poco, el hermano masón ecuatoriano Francisco Jaramillo Villa, de Quito, afirma “que se terminó la investigación que determinó la circunstancia de la muerte del
Presidente Allende (?)”.

La familia Allende Bussi y la Fundación puntualizaron “que con el informe del Servicio Médico Legal, antes señalado, se cierra la investigación y se establece certeramente la identidad y la forma de muerte en que murió Salvador Allende Gossens (?)”. En ceremonia del 9 de septiembre de 2011, con motivo del cuarto funeral de Salvador Allende, el Dr. Oscar Soto Guzmán, afirmó: “Vivimos hoy una jornada histórica. El Poder Judicial chileno, el Ministro Carroza, el Servicio
Médico legal, el grupo de forenses multidisciplinario, nacional e internacional, con el aval de la Cruz Roja internacional, han confirmado la causa de muerte del Presidente (?), dejando en el
terreno de las conjeturas y especulaciones algunas mal intencionadas que presumían la intervención de terceros. Como ha sostenido el director del Servicio Médico Legal, la investigación ha transformado una verdad histórica (?) en una verdad pericial. La historia, la
verdad y la ética no pueden marchar separadas (?)”.

Este nuevo 11 de septiembre, como en los otros tres funerales del Presidente Allende, el ideólogo supremo del oráculo mercurial, Agustín Dunny Edwards E. celebró con champaña tan importante acontecimiento, además de una machacona repetición de las declaraciones antes señaladas “Allende se suicidó” en todos los medios mediáticos mercuriales de incomunicación: misión cumplida. La mentira es fácil y barata, pero siempre sale muy cara.

A nosotros nos queda sólo tres preguntas: ¿Para qué nombró el Poder Judicial Ministro en Visita al Magistrado Mario Carroza Espinoza, si el dictamen final sobre las causas de la muerte del
Presidente Allende era y es un asunto exclusivo y excluyente de Agustín Dunny Edwards, testaferro del imperialismo yanqui?

¿Por qué se rechazó el Informe Metapericial del Dr. Luís Ravanal Zepeda, que precisa el año 2008, que la autopsia ordenada por la dictadura fascista Nº 2449/1973, constata la existencia de dos orificios de bala de distintos calibres aportado por la ADDHEE/ONG al juicio?

¿Por qué el Magistrado Carroza Espinoza sigue rechazando la opinión científica de expertos internacionales que apoyan el Informe Metapericial del Dr. Luis Ravanal Zepeda, imponiendo como única verdad e incuestionable el Informe del Servicio Médico Legal del 19 de julio
de 2011 “Exhumación y Análisis Multidisciplinario que confirma la primera autopsia Nº 2449-1973, ordenada por la Dictadura Militar?

Como colofón, puntualizo que la Justicia Plena es el equilibrio entre la moral y el Derecho. Tiene un valor superior a la Ley. Lo justo es siempre moral. Las leyes pueden ser injustas. Acatar
la Ley es un acto de disciplina, pero a veces implica una inmoralidad.

Respetar la Justicia Plena es un deber del ciudadano digno, aunque para ello tenga que elevarse sobre las imperfecciones de la Ley. La Justicia no es inmanente ni absoluta, lo propio de ella es
devolverle a cada cual lo suyo. La Justicia Plena no consiste en ocultar las lacras, sino en suprimirlas. El ciudadano honesto, por lo tanto justo, rehúye complicidad en el mal, no escucha a los pragmáticos contemporizadores oportunistas que imponen la “Justicia en la medida de lo posible” para seguir aprovechándose de la injusticia. Esta última impone deberes sin respetar los derechos correspondientes. Ningún deber sin derecho, ningún derecho sin deber. Como Organización no gubernamental, al servicio de la Plena vigencia de los Derechos Humanos, las intimidaciones, amenazas y chantaje no nos doblegarán. Fieles a nuestra lucha no seremos espectadores mudos en el teatro del atropello, del montaje, nuestra denuncia y acción será la mejor garantía para que la Justicia, a través de la verdad, aclare de una vez, sin presiones ni montajes, la muerte del Presidente de la República Dr. Salvador Allende Gossens, condición sine qua non para lograr la reconciliación del Pueblo chileno.

Que el árbol de la esperanza se mantenga firme, pase lo que pase. La esperanza es algo bueno. Lo bueno no muere jamás, como es el legado del compañero Presidente Dr. Allende Gossens.


Prof. Moreno Peralta
Secretario Ejecutivo ADDHEE-ONG