^¡Subir!

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5



Presidente de iglesia evangélica chilena fue agente de la CNI

 

 

Roberto López Rojas,El agente de la CNI, Actual 

Presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal ​

 

El actual presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal (la principal congregación evangélica de Chile, con más de dos millones de fieles), Roberto López Rojas, fue agente de la Central Nacional de Informaciones (CNI), sucesora de la DINA como policía secreta de Pinochet.Así lo pudo confirmar la Agencia Efe a través de documentos de la Armada a los que tuvo acceso, y en una entrevista que realizó al propio obispo, quien aseguró no estar involucrado en “ningún crimen” y sentirse “honrado” de haber cumplido las funciones que se le asignaron como suboficial de la institución naval.

 

En su currículum de López figuran cursos de perfeccionamiento en la CNI y en la Marina (donde también operó como agente de la Dirección de Inteligencia de la Armada, Dirinta), entre ellos de “Inteligencia Naval”, “Capacitación de inteligencia operacional” y “Guerra especial”

Además, fue agente del Servicio Secreto de la Armada, con operaciones tanto en el ámbito interno como externo de la institución

Su condición de agente aparece confirmada en el “Oficio Ordinario número 1505/0323/1590 INT”, de la Marina, al que tuvo acceso EFE.

El documento no detalla qué funciones cumplió el obispo en los organismos donde estuvo, pero señala que López también cumplió tareas en el Estado Mayor de la Defensa Nacional.

En entrevista con Efe, Roberto López confirmó su paso por todos los organismos mencionados, aunque al señalársele la necesidad de grabar algunas de sus respuestas, además de tomar notas, se negó y puso como condición la presencia de un abogado en una nueva reunión, que él convocaría. Posteriormente cambió de opinión y no accedió a una nueva entrevista.

Roberto López  asegura que no se avergüenza de su pasado.

 Preguntado si no se considera moralmente impedido de encabezar una institución que aboga por la paz y los derechos humanos, tras haber estado en organismos represivos que violaron esos derechos, como la CNI y los servicios de inteligencia de la Armada, expresó que “no”.

“Por el contrario, a mucha honra, me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”,( ¿¿??)

Antecedentes judiciales
En 1985 el juez Carlos Cerda instruyó la causa “ROL 2-77” en contra de la asociación ilícita criminal “Comando Conjunto” por el secuestro y desaparición, en 1976, de los militantes comunistas Edras Pinto Arroyo y Reinalda Pereira Plaza.

Según el expediente de este proceso, el 10 de diciembre de 1985 el juez Cerda ordenó detener a una persona que, desde un vehículo, fotografiaba su ingreso y el del testigo Carlos Paredes a la Cárcel de San Miguel, en Santiago, donde debía realizar unas diligencias.

Según un oficio redactado por el juez e incorporado al expediente, el detenido dijo llamarse “Roberto Alejandro López Rojas” y aseguró que estaba ahí “para visitar a un amigo que había caído” y que se encontraba detenido.

El juez Cerda ordenó entonces ingresar a Roberto López al recinto carcelario, para interrogarlo e incautarle la máquina fotográfica. En una declaración judicial prestada ese mismo día, López Rojas reconoció haber sido enviado “a tomar fotos de las personas que entraran al presidio”.

Posteriormente, el 11 de diciembre de 1985, la Armada envió al juez Cerda el oficio número 40-87, en el que informaba de que López fue enviado a la cárcel “a prestar protección al teniente de la Armada Daniel Guimpert Corvalán”, un triple agente de la DINA, Comando Conjunto e Inteligencia Naval, que actualmente se encuentra procesado por varios crímenes de lesa humanidad, y a quien testimonios judiciales resaltan por su extrema crueldad con los prisioneros.

En 1986 Guimpert figuró en una lista de 40 agentes del Comando Conjunto procesados por el juez Carlos Cerda por el secuestro y desaparición de Edras Pinto y Reinalda Pereira, lista que encabezó el ex integrante de la Junta Militar y ex jefe de la Fuerza Aérea Gustavo Leigh.

Este episodio fue confirmado a Efe también por el obispo López, quien permaneció en la Marina entre el 1 de agosto de 1979 y el 15 de julio de 2001.

Consideramos de extraordinaria importancia transcribir la opinión de un investigador sueco que denuncia el rol que deben jugar algunos elementos de los aparatos de inteligencia chilenos ,ya propuesto a los jefes de esos institutos por sus relaciones políticas con los institutos armados norteamericanos.

  
 
iec2
​Torbjon Bjorlund
El señor Torbjon Bjorlund, escribió en un artículo en Suecia lo siguiente :

"En la búsqueda de conocer quienes podían ser los mentores ideológicos del asesinato de Neruda y la realización del plagio y peculado de la Antología Popular 1972, con la intención de hacer desaparecer una obra creada con el fin de ser entregada gratuitamente por miles de ejemplares al pueblo chileno. Descubrimos que tras estos hechos de intentar destruir la cultura andina y hacer olvidar a esos pueblos ya había sido discutido y formulado en los documentos redactados en Santa Fe, ciudad del estado de nuevo México entre los años 1980 y 1986 y que estos documentos fueron financiados y creados por orden de la CIA.

La Agencia Central de Inteligencia, considera que las luchas por la independencia son inspiradas por un sentimiento equivocado de los latinoamericanos  y que llevan en su interior un rechazo al sistema político-cultural norteamericano, entonces ante el temor de la propagación izquierdista en la región pusieron el plan en ejecución que les ha servido además como base operativa del fortalecimiento de la política de dominación estadounidense en América Latina a partir de estos años. Entre sus puntos más importantes a conseguir encontramos:

- Instalación de gobiernos próximos a los Estados Unidos con poca capacidad de gestión y dependientes de asesores enviados por éstos.

-Promover reformas económicas neoliberales que facilitasen la inversión estadounidense y Europea en los países de América Latina, además de debilitar a las economías y a las empresas locales. Ésta política ha sido conocida como consenso de Washington.

-Debilitar la posición de intelectuales izquierdistas o críticos a los Estados Unidos y dar tribuna a políticos y pensadores favorables a sus políticas, con posturas conocidas como "populismo de derecha".

-Usar la lucha contra el narcotráfico para fortalecer la presencia militar estadounidense y financiar a grupos paramilitares.

-Debilitar las bases de la cultura tradicional y a los movimientos populares de izquierda latinoamericanos.

Esta campaña se asigna la tarea de aumentar la influencia de la cultura y costumbres estadounidenses y alentar la propagación de religiones evangélicas fundamentalistas estadounidenses, éstos últimos decenios han mostrado una gran expansión en muchos países, mediante financiación (a través fundamentalmente de fundaciones vinculadas al gobierno y programas de cooperación técnica).

Se estima por parte del el investigador Joseph Stoll que se han invertido aproximadamente de $200 a 300 millones de dólares que fueron utilizados a finales de los 80; con el solo objetivo de debilitar los movimientos de resistencia a los Estados Unidos y canalizando las demandas del pueblo hacia el activismo religioso.

Aparte de los documentos originales, en el 2000 se publicaron otros nuevos ante el deseo de contener la expansión del proyecto político bolivariano del presidente venezolano, Cdte. Hugo Chávez

En Chile el objetivo de estas acciones no obedecen a hechos casuales, están destinadas a provocar una paralización y olvido en las acciones en contra de esas culturas evitando recuperar la conciencia popular sobre la importancia de la defensa de sus soberanías conculcadas y al mismo tiempo lograr introducir un adormecimiento en el consiente colectivo de nuestro pueblo.


Fuentes : SIN ( Sistema Informativo Nerudiano)

Florilegio: www.nerudanobel.info