^¡Subir!

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5



Estimado Amigo Prof. Ing. Pey Casado:

La información del rubro que ha recorrido el mundo, debe ser de su conocimiento. En la arcadia mercurial chilensis y para sus intelectuales con su complacencia narcisista – escritores, periodistas, poeta, etc. -, y su objetivismo mercurial, banal, sumiso y oportunista, debió ésta haber pasado desapercibida. De Europa, México, Venezuela, argentina, etc. me piden confirmarla y ampliarla, por tal motivo, recurro nuevamente a mi estimado amigo para que me ayude al respecto.

En el proceso por la muerte del Presidente de Chile, Dr. Allende que lleva el Ministro Mario Carroza, la exhumación, que algún momento tendrá que decretarla, me preocupa mucho que se la pida al Servicio Médico Legal, del cual es funcionario, el médico pediatra José Luis Vázquez, hombre de confianza de los militares golpistas, quien tuvo a cargo la primera autopsia, si es que así se la puede llamar, del cadáver del Presidente Allende, junto al médico Tomás Tobar. Esto me parece insólito, por llamarlo de alguna manera.

El Ministro Carroza debe ser consiente, que esta investigación sobre la muerte del Presidente Allende sobrepasa los límites del país, y que hay una opinión pública mundial, que espera, por años, un fallo científico, en el marco del Derecho, la Criminalística y la Tanatología Forense. Un fallo pensando en lo que quiere y preocupa al imperio y a su testaferro mercurial, será un escándalo de proporciones.

Existe consenso en Chile y en Europa en que el Dr. Luis Ravanal Zepeda debe formar parte del grupo asesor científico del Ministro, o por lo menos, que se le llame a declarar y se incorpore al proceso su informe de autopsia que publicara el Diario El Clarín con fecha 25 de julio de 2010. Si las hijas del Presidente pidieron la exhumación del cadáver de su padre, también podrían pedir la asesoría del Dr. Ravanal Zepeda y de un equipo de especialistas europeos para dar la credibilidad que la investigación exige…

Agradeciendo de antemano su respuesta, me despido de usted reiterándole los sentimientos de mi más alta consideración y aprecio.

Prof. Moreno Peralta.